Hechos Esenciales Sobre la Vitamina D

Todos sabemos que la vitamina D es esencial para una buena salud, pero ¿estás tomando suficiente? Se trata de un nutriente esencial, soluble en grasa, que está involucrado en la función de cada sistema del cuerpo, especialmente el sistema inmunológico, en parte, porque funciona como una hormona.(1) Es probable que los niveles bajos de vitamina D jueguen un papel relevante en muchos de los problemas de salud que lamentablemente son tan frecuentes en la actualidad.

Las estadísticas muestran que hasta un 25% de la población  del Reino Unido tener niveles deficientes de vitamina D.(2) El cuerpo es capaz de producir grandes cantidades de vitamina D cuando se expone a la luz UVB, dando a la vitamina D el nombre de “vitamina del sol”. Las fuentes dietéticas incluyen colecalciferol (vitamina D3 de fuentes predominantemente animales, por ejemplo, huevos, pescado graso) y ergocalciferol (vitamina D2, de fuentes vegetales, por ejemplo, hongos, tofu). En el mundo moderno, es común pasar mucho tiempo en interiores, abusar del protector solar y tener una dieta de mala calidad que carezca de estos alimentos, todo lo cual puede contribuir a niveles bajos de vitamina D. Ciertas personas pueden ser especialmente vulnerables a la deficiencia, por ejemplo:

  • Los que siguen una dieta vegana o vegetariana (3).
  • Mujeres embarazadas y lactantes.
  • Bebés amamantados y niños pequeños.
  • Individuos con piel oscura (4) o que se cubren en exceso (5).
  • Personas con deficiencias digestivas, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) o trastornos de mala absorción de la grasa, como cuando se da la extirpación/ disfunción de la vesícula biliar (6).
  • Los ancianos, ya que la síntesis de vitamina D en la piel se vuelve menos eficiente con la edad (7).
  • Personas que toman medicamentos que pueden agotar significativamente el estado de la vitamina D, como por ejemplo los esteroides (8) y los medicamentos bloqueadores de grasa utilizados para perder peso (por ejemplo, Orlistat (9)).

Para darte un ejemplo, si estás tomando  medicación, si tu vida laboral te estresa y estás cansado, con hay virus que circulan por tu entorno, puede ser que un poco de vitamina D te haga bien.

¿Por qué la vitamina D es esencial para la salud y por qué la deficiencia de vitamina D es tan perjudicial para nuestra salud y bienestar?

  • Hormonas sexuales: La vitamina D puede tener un efecto beneficioso sobre el síndrome premenstrual (PMS) de acuerdo con la investigación preliminar.(10,11) Por otro lado, tener exceso de andrógenos (p. Ej., Testosterona), que está relacionado con diversas afecciones, como el ovario poliquístico: síndrome (PCOS) (12) también puede mejorar con la vitamina D, existen investigaciones que demuestran que la vitamina D puede ayudar a reducir su grado. (13)
  • Energía: La deficiencia de vitamina D se asocia con una fatiga pronunciada, ya que las personas que padecen el síndrome de fatiga crónica muestran niveles bajos de vitamina D en las investigaciones.(14)
  • Estructura: Las mujeres menopáusicas están en riesgo de padecer enfermedades como la osteoporosis o la osteopenia debido a la disminución del estrógeno. Dado que la vitamina D es esencial para la salud ósea (15), puede ser una gran idea aumentar la ingesta como una medida preventiva para la perimenopausia. La vitamina D también puede ser un apoyo para las condiciones de pérdida de cabello severa como la alopecia (16), junto con medidas para ayudar a combatir el estrés, ya que es un factor común para los problemas del cabello (17).
  • Sistema nervioso: La vitamina D tiene el potencial de proteger las células nerviosas (18) y ayuda a contrarrestar enfermedades relacionadas como la esclerosis múltiple, la depresión (19, 20) y el deterioro cognitivo.(21) La deficiencia de vitamina D también puede disminuir los niveles de dopamina, un neurotransmisor involucrado en nuestras emociones y placer. Los cambios de humor y trastornos psicológicos, como el bipolar, pueden estar relacionados con un bajo contenido de vitamina D.(22)
  • Inmunidad: La vitamina D puede reducir el riesgo de infección(23) en las personas con autoinmunidad, modular el proceso de la enfermedad subyacente y reducir el riesgo de desarrollarla(24). Las personas con artritis reumatoide pueden beneficiarse de una mayor ingesta dietética y suplementaria para ayudarles a controlar su síntomas.(25) Las propiedades antiinflamatorias de la vitamina D también pueden ser útiles para afecciones como el eccema, (26) con investigaciones que muestran que una ingesta materna baja de vitamina D puede aumentar la probabilidad de alergias en los hijos (27).
  • Digestión: una pared intestinal más permeable (llamada ‘Leaky Gut’ o Sindrome de Intestino Permeable)), impulsada por el gluten y las lectinas, contribuye a un sistema inmunitario deteriorado.(28) La vitamina D puede apoyar las uniones saludables en el revestimiento intestinal y el proceso de curación, (29) junto con otros nutrientes como zinc (30), vitamina A (31), y L-glutamina (32). Poca vitamina D también se asocia con un mayor riesgo de afecciones digestivas crónicas, especialmente la enfermedad de Crohn (33) y la colitis ulcerosa (34).

Como puedes ver, la vitamina D merece su lugar en el botiquín de primeros auxilios nutricional.

¿Tienes alguna pregunta?

Si deseas obtener información sobre que suplemento de Vitamina D puede ayudarte a mejorar tus niveles, ponte en contacto con nosotros para que te aconsejemos.

Nuestro equipo de Nutricionistas está disponible de lunes a viernes de 10 a 20h para darte asesoramiento gratuito y ayudarte a elegir lo que más te conviene.

Puedes llamarnos al 912969352 o escribir un email a nutricion@biocare.es

¿No tienes cuenta en BioCare®?

Puedes registrarte ahora para recibir noticias actualizadas, información de productos y ofertas exclusivas, ya seas consumidor, profesional o minorista. Rellena este formulario con tus datos y te abriremos una cuenta en nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *