Vuelta a la escuela: mantén a tus niños felices y sanos

Es esa época del año otra vez: los niños están comenzando su nuevo año escolar  y algunos, por supuesto, van a la escuela por primera vez. Puede ser un tiempo exigente para su salud – tanto física (con la exposición a los gérmenes) como mental, ya que sus cerebros están desafiados con nueva información y experiencias. Así que tenemos que hacer todo lo posible para mantenerlos bien y darles lo que necesitan para concentrarse y sacar el máximo provecho de su tiempo en la escuela, tanto al trabajar como al jugar. La nutrición adecuada juega un papel importante en esto y algunos suplementos alimenticios bien elegidos y productos naturales pueden proporcionar un apoyo adicional.

Energía

Cuando los niños tienen una energía equilibrada durante todo el día, su estado de ánimo es mejor, se mejora su atención y concentración y tienen la energía para correr y jugar sin ser hiperactivos. Dándoles comidas sanas y nutritivas a base de verduras y frutas frescas, carbohidratos complejos como cereales enteros y proteínas, carne y pescado sin procesar, huevos camperos, nueces y semillas son la mejor base para la energía equilibrada. Estos alimentos no sólo son una fuente natural de vitaminas y minerales para apoyar la producción de energía, sino que liberan su energía lentamente en lugar de dar un chute rápido de energía (= niño hiperactivo) y luego un bajón (= niño de mal humor, irritable y cansado incapaz de centrarse). Es particularmente importante darles un buen desayuno para ponerlos en marcha para el día escolar. Mira nuestros artículos sobre desayunos, comidas y meriendas saludables para más información y ejemplos.

Si crees que tu hijo podría beneficiarse de un apoyo adicional para la energía (y / o el bienestar general o inmunidad, como veremos más adelante), entonces un suplemento multivitamínico y mineral de buena calidad puede proporcionar una valiosa recarga de importantes nutrientes  como las vitaminas del complejo B, vitamina C, magnesio, hierro, yodo y cobre.

Inmunidad / gripe y resfriado

Las escuelas y guarderías son caldo de cultivo para los gérmenes. Por supuesto, la exposición a los gérmenes es esencial para la construcción del sistema inmunológico de un niño, pero el apoyo a sus defensas para luchar contra los bichos puede ayudarles a la larga, sobre todo durante el invierno.

Comidas equilibradas dan a los niños muchos de los nutrientes (incluyendo zinc, selenio y hierro) que necesitan para un fuerte inmunidad . Recárgales con vitamina C con un montón de verduras como pimientos rojos, brócoli, coliflor y col rizada, y frutas como fresas, piña, kiwi y papaya. A medida que los días se hacen más cortos, también es un buen momento para empezar a pensar en los niveles de vitamina D de su hijo. La vitamina D es otro nutriente vital para nuestro sistema inmunológico, así como para los huesos fuertes. Se hace en nuestros cuerpos a través de la acción de la luz solar sobre la piel, por lo que desde alrededor de septiembre en adelante recibimos muy poco y es muy difícil obtener suficiente de los alimentos. Asegúrate de que tu hijo está tomando regularmente 400 UI de vitamina D en forma de suplemento – ya sea como parte de un complejo multivitamínico y mineral como nuestro Mindlinx  o en un suplemento individual, como Children’s Biomulsion D. Como alternativa, si tu hijo es particularmente propenso a los resfriados, prueba una fórmula de apoyo inmunitario más específico como Complete Complex. Este suplemento se puede tomar durante todo el invierno para apoyar su sistema inmune.

Concentración, atención y memoria

Hemos hablado de la concentración cuando miramos la energía. El cerebro de los niños necesita un suministro constante de glucosa para funcionar correctamente (al igual que los adultos) y es por eso darles alimentos que proporcionan una liberación gradual de energía es tan importante. Pero también hay otro nutriente clave para el cerebro en crecimiento: un ácido graso omega 3 llamado DHA. El DHA se encuentra principalmente en los pescados grasos como el salmón, la caballa, las sardinas y la trucha, así que hay que darles una porción de cualquiera de estos peces dos o tres veces a la semana. Muchos padres optan por dar a sus hijos un suplemento de aceite de pescado de buena calidad para apoyar su salud cerebral. Prueba nuestro aceite OmegaBerry es magnifica opción y es un sabroso jarabe con sabor a frutas.

Golpes y moretones

Los golpes y moretones son una parte inevitable del jugar, pero pueden ser dolorosos y molestos. Para ayudar a abordar las contusiones y estimular la curación, utiliza un crema de árnica que se puede utilizar para niños de 3 años en adelante.

Si el niño se hace daño con facilidad, que le mire un médico para ver si está recibiendo suficiente vitamina C en frutas y verduras, también puedes darle un suplemento de vitamina C.

Cortes y rasguños

Para apoyar la curación de cortes y raspaduras, la caléndula se cree que tienen propiedades anti-inflamatorias y curativas.

Pie de atleta

El pie de atleta es un problema común para los niños y se propaga fácilmente en los vestuarios. Para una alternativa natural a las cremas antifúngicas, prueba el aceite de árbol de té. El árbol de té, como la mayoría de los aceites esenciales, debe diluirse y no utilizarse directamente sobre la piel. Añadir 20 gotas de aceite de árbol de té para un baño de pies durante 15 minutos al día (si puedes conseguir que se quede quieto durante tanto tiempo!), o añadir seis gotas a una cucharada sopera de aceite de oliva o de coco y frotar sobre la área afectada dos veces al día. Por supuesto, también es importante tratar de mantener los pies secos. Secale bien entre los dedos después de bañarse, y asegúrate de que no están compartiendo calcetines, toallas, etc.

Si tu hijo es propenso a tener pie de atleta, asegúrate de que estás apoyando su sistema inmunológico según las indicaciones anteriores con alimentos y suplementos ricos en vitamina C. Es importante que no esté comiendo un montón de alimentos azucarados, ya que el azúcar puede empeorar los hongos. Añadir mucho ajo a los alimentos también puede ayudar, ya que tiene propiedades antifúngicas naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *