Cómo Beneficiarte y Protegerte Del Sol

Generamos vitamina D, o la “vitamina del sol”, cuando nuestra piel descubierta se expone a la luz solar. Teniendo en cuenta que más de la mitad de nosotros en el Reino Unido tenemos deficiencia de vitamina D, es muy importante que obtengamos una buena cantidad de exposición al sol (sin quemarnos), especialmente durante los días más oscuros de invierno.

El sol ha sido demonizado durante décadas, y se nos ha dicho que lo evitemos porque puede dañar la piel y causar cáncer de piel. Esto es una simplificación excesiva y distorsiona la verdad. En los últimos años se han realizado numerosos estudios que demuestran que optimizar los niveles de vitamina D en realidad puede prevenir hasta 16 diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de páncreas, de mama, de ovario, de próstata, de pulmón y colon.

La mejor manera de obtener una cantidad buena de vitamina D es a través de la exposición segura, inteligente y limitada sin protector solar.

  • No te expongas al sol durante las horas más calurosas del día, que es de entre 11 y 3 pm. Sobre todo si estás de vacaciones en un lugar caluroso.
  • Es mejor exponerte en tandas de 10 minutos en lugar de períodos más largos.
  • Ponte una camisa de algodón de manga larga durante los momentos más calurosos.
  • No te olvides de llevar un sombrero. Lo ideal es que sea un sombrero de ala ancha para proteger tu cara, orejas, cuello y cabello.
  • Ayuda a proteger tus ojos contra los daños del sol con gafas de sol. Tus gafas de sol deben bloquear 99-100% de los rayos UV del sol, mira la etiqueta para asegurarte de esto.
  • Usa un protector solar “natural” que es mineral y con zinc y aplícalo cada 2-3 horas o después de nadar o sudar. Recuerda que la protección solar evita que tu cuerpo absorba la vitamina D, así que exponte al menos 10 minutos al sol sin protección.
  • El gel de aloe vera es un producto imprescindible para aliviar y calmar cualquier quemadura de sol. Aplicar a menudo especialmente a la noche.
  • Perdemos electrolitos a través del sudor, el ejercicio y el calor por lo que es muy importante reemplazarlos con el fin de evitar la deshidratación. Los electrolitos como el potasio, magnesio, sodio, calcio, fosfato y cloro son absolutamente esenciales para muchas funciones del corazón, nervios y músculos. También ayudan a nuestro cuerpo a retener el agua, reduciendo la deshidratación.
  • El agua de coco es naturalmente alto en electrolitos (minerales). Es una bebida refrescante e hidratante.
  • Busca suplementos de electrolitos minerales.
  • Algunos medicamentos como los diuréticos y la tetraciclina pueden hacer que tu piel sea más sensible a la exposición solar y aumentar el riesgo de quemaduras solares. Algunas hierbas medicinales como la hierba de San Juan pueden tener un efecto similar. Ten esto en cuenta y consulta con tu médico si es necesario.

Hay muchos alimentos y nutrientes que pueden ofrecer una protección adicional:

  • La astaxantina es un carotenoide que se encuentra predominantemente en la vida marina y es uno de los filtros solares más potentes que hay. Es lo que hace que el salmón  y la langosta sean de color rosa.
  • Los carotenoides son pigmentos que dan los colores rojo, amarillo y verde a las frutas y vegetales. Estan en las zanahorias, boniatos, calabaza, albaricoques, tomates y verduras de hojas verdes. Protegen la piel contra los rayos UV nocivos.
  • La vitamina C tiene fuertes propiedades antioxidantes que ayudan a proteger contra las quemaduras solares. Consume un montón de alimentos ricos en vitamina C como el limón, piña, papaya, kiwi, brócoli, perejil y tomates.
  • La vitamina E se ha demostrado que aumenta la concentración del suero (sangre) de otras vitaminas, y esto está asociado con una mayor protección de la piel. Fuentes ricas de vitamina E incluyen las almendras, avellanas, semillas de girasol, germen de trigo, yema de huevo y ternera.
  • Los alimentos ricos en omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias para la piel, así que consume peces como el salmón, la caballa y las sardinas, así como aguacates, nueces y semillas como linaza y chia.
  • El selenio mineral es un potente antioxidante que ayuda a corregir el daño ambiental. Se encuentra en las nueces de Brasil, mero, camarones y bacalao.

Intenta hacer todo lo posible para proteger tu preciosa piel del daño potencial de la sobreexposición al sol. Recuerda que la mayoría de nosotros necesitamos aumentar los niveles de vitamina D de nuestro cuerpo y necesitamos una buena cantidad de exposición segura al sol. Debemos exponernos con seguridad y prevenir quemarnos siendo sensatos y optimizando nuestra nutrición para protegernos. ¡Disfruta del sol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *