10 Consejos para Mantener tu Nivel de Energía

Comer alimentos integrales con baja carga glucémica  (GL)

Carga glucémica (en inglés glycaemic load GL),  se refiere a cómo un alimento afecta a tus niveles de azúcar en la sangre. Los alimentos bajos en GL liberan sus azúcares lentamente en la sangre. Esto ayuda a mantener el azúcar en sangre en un nivel estable y equilibrar los niveles de energía. Los alimentos bajos en GL incluyen alimentos más completos, como verduras y frutas, cereales integrales, nueces y semillas, carne, pescado y huevos, legumbres y lentejas. Los alimentos integrales también son naturalmente ricos en vitaminas y minerales que tu cuerpo utiliza para producir energía.

Evita los alimentos refinados y la comida basura

Esto son chocolate, dulces y patatas fritas, así como la mayoría de comida rápida y productos refinados como el pan blanco e incluso los zumos de frutas. Son alimentos con alto GL: provocan un aumento en el azúcar en la sangre que te puede dar energía rápida pero en seguida cae porque hay un aumento de la insulina para llevar ese azúcar a las células. Estos alimentos también contienen pocas vitaminas y minerales. Mantenlos al mínimo si quieres tener mejores niveles de energía.

No te saltes las comidas

Es tentador saltarse las comidas si tienes poco tiempo o mucho trabajo. Sin embargo, el cerebro necesita un suministro constante de glucosa para funcionar correctamente. Dedicar tiempo a un buen desayuno puede ayudar mucho, y si crees que no podrás comer porque estarás en reuniones, llévate cosas sanas para picar, como un puñado de nueces o semillas con una pieza de fruta.

Evita el exceso de cafeína

La cafeína, como el azúcar, te puede dar un impulso de energía. Pero en realidad puede hacer que te sientas más débil y agotado a largo plazo. La cafeína estimula las glándulas suprarrenales que son responsables de producir las hormonas de energía como la adrenalina y el cortisol. Pero si estás sobre-estresado y agotado, tus glándulas suprarrenales ya están al límite. Más estimulación empeorará las cosas. Trata de limitar tu consumo de cafeína a una o dos tazas de café o té al día y considera algunas de las alternativas libres de cafeína que se ofrecen hoy en día.

Duerme bien

Si tienes un tiempo limitado para dormir, lo que es aún más importante es centrarse en la calidad del sueño. Encontrarás una gran cantidad de consejos en nuestro blog, entre otros, asegurate de que tu habitación esté lo más oscura posible, evitar comer tarde en la noche (por lo menos dos horas antes de acostarse), evita la exposición a la luz azul de los ordenadores, tabletas, teléfonos y  televisión una o dos horas antes de acostarse, y asegurate de que tu dormitorio esté a la temperatura adecuada.

Haz un poco de ejercicio

El ejercicio le da un impulso natural a tu estado de ánimo y niveles de energía. Para algunas personas, el ejercicio de alta intensidad funciona bien. Pero si estás muy estresado o agotado, el ejercicio intenso puede empeorar las cosas. Caminar, bailar, yoga o natación pueden ser buenas opciones.

Toma un poco de sol

La exposición a la luz del día aumenta la producción de la serotonina, una hormona que nos ayuda a sentirnos despiertos y con energía y detiene la producción de melatonina, la hormona que nos hace sentir sueño. Es fácil  obtener suficiente luz del día en el verano, pero en otoño/ invierno tenemos que hacer un mayor esfuerzo. Si trabajas en interiores, trata de salir al menos a 15 minutos durante la mañana o al mediodía, y trabaja al lado de una ventana durante el día si es posible.

Toma un suplemento multivitamínico y mineral

Muchas vitaminas y minerales contribuyen a la producción de energía, incluyendo la mayor parte de las vitaminas del complejo B, vitamina C, y minerales como el magnesio, hierro, cobre y manganeso. Un suplemento multivitamínico y mineral puede ayudar a recargar tus niveles – y puede ser una buena idea sobre todo si te cuesta comer sano.

Incluye superalimentos en tu dieta

Además de tomar un suplemento multivitamínico y mineral, puedes tomar súper alimentos como la chlorella, espirulina, hierba de trigo y hierba de cebada, o combinaciones de éstos. Contienen muchas vitaminas y minerales, aminoácidos (proteínas) y fitonutrientes en una forma completamente natural que el cuerpo encuentra fácil de absorber y utilizar. Los puedes encontrar en forma de pastillas o cápsulas, o en forma de polvos que se pueden agregar al agua, zumos o batidos de proteínas o licuados.

Prueba algo a base de hierbas

El estrés crónico y estar constantemente “sobre la marcha” es un motivo frecuente de bajos niveles de energía. Hierbas cómo la manzanilla y la lavanda pueden ayudar a aliviar los síntomas asociados con el estrés, como la fatiga, el cansancio y la ansiedad leve.

¿Tienes alguna pregunta?
Si deseas obtener información sobre que suplementos te irían bien ahora que estamos a las puertas del Otoño, ponte en contacto con nosotros para que te contemos más. Nuestro equipo de nutricionistas está disponible de lunes a viernes de 10 a 20h para darte asesoramiento gratuito y ayudarte a elegir lo que más te conviene. Puedes llamarnos al 912969352 o escribir un email a nutricion@biocare.es

¿No tienes cuenta en BioCare®?

Puedes registrarte ahora para recibir noticias actualizadas, información de productos y ofertas exclusivas, ya seas consumidor, profesional o minorista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *